¿No creéis que en este blog nos faltaba hablar de una famosa ruta por carretera? Os damos una pista… nos referimos a un recorrido por uno de los países más grandes y ricos del mundo. ¡Exacto! Hace unas semanas os empezamos a contar los primeros detalles sobre los viajes por carretera en Estados Unidos, pero os debíamos una de las rutas más famosas del mundo: La Ruta 66, la que une Chicago con Los Ángeles en coche… ¡o en autocaravana!

¿Quién no ha visto alguna vez una de esas pegatinas con el escudo de la Ruta 66? ¿Y quién no ha soñado en cruzar Estados Unidos de costa a costa? Desde la web Skyscanner saben que nos encanta conocer nuevos destinos y nos animan a hacerlo con consejos sobre las rutas americanas más emblemáticas. Empezamos con la más famosa, la que os habíamos prometido: la Ruta 66.

Con casi 4.000 kilómetros de longitud, la Ruta 66 atraviesa 8 estados para ir desde Chicago a Los Ángeles, pasando por Illinois, Misuri, Kansas, Oklahoma, Texas, Nuevo México, Arizona y finalmente California. Y para que al cruzar el país os empapéis bien del espíritu americano ahí van unos consejos para que os sintáis dentro de una verdadera película yankee:

  • Tenéis que parar en una cafetería de carretera, de esas que tienen el letrero con luces de neón, y pedir un buen desayuno (con huevos, beicon y muchas calorías) y, sobre todo, que os rellenen la taza de café.
  • No dejéis pasar la ocasión de visitar un rancho de Texas y comer un buen chuletón en alguno de los restaurantes cercanos.
  • Si hacéis la ruta en verano, buscad un pueblo donde hagan cine al aire libre y podáis disfrutar de las películas americanas desde la autocaravana.
  • Aprovechad las largas carreteras del desierto y la conducción fácil por lugares solitarios. Eso sí. No desafiéis a la velocidad ni cometáis imprudencias al volante porque los sheriffs de los condados no sabemos cómo pueden reaccionar…

Pero lo mejor es que seáis vosotros mismos los que diseñéis la ruta según vuestros intereses y las necesidades de vuestro vehículo. De esa manera, podréis organizar las paradas en los lugares que más os llamen la atención y disfrutar al máximo de la soñada Ruta 66.

¡Y seguimos con más carreteras estadounidenses! Por ejemplo, ahora nos vamos hasta Montana para conducir por la Going-to-the-Sun Road, o carretera hacia el sol. Esta carretera del noroeste del país adopta su nombre porque atraviesa el Glacier National Park, uno de los lugares más fríos del país, que hace frontera con Canadá.

El Parque Nacional Glacier tiene más de mil quilómetros de senderos y es un paraíso para todos esos aventureros locos de la montaña, los lagos, las excursiones y los bosques. Si vais a ir para allá en invierno debéis saber que la carretera la cierran cuando hay heladas ya que atraviesa todo el parque natural y muchos de sus tramos son de peligroso acceso. Por eso os recomendamos que tengáis previsión y organicéis bien las fechas del viaje y todo lo que podáis necesitar si vais a estar unos días en el Glacier, en medio de esa carretera que os adentrará en las montañas y os sacará de ellas para ver nuevamente el sol.

Going-to-the-sun Road

¡Y seguimos con más carreteras estadounidenses! Por ejemplo, ahora nos vamos hasta Montana para conducir por la Going-to-the-Sun Road, o carretera hacia el sol. Esta carretera del noroeste del país adopta su nombre porque atraviesa el Glacier National Park, uno de los lugares más fríos del país, que hace frontera con Canadá.

El Parque Nacional Glacier tiene más de mil quilómetros de senderos y es un paraíso para todos esos aventureros locos de la montaña, los lagos, las excursiones y los bosques. Si vais a ir para allá en invierno debéis saber que la carretera la cierran cuando hay heladas ya que atraviesa todo el parque natural y muchos de sus tramos son de peligroso acceso. Por eso os recomendamos que tengáis previsión y organicéis bien las fechas del viaje y todo lo que podáis necesitar si vais a estar unos días en el Glacier, en medio de esa carretera que os adentrará en las montañas y os sacará de ellas para ver nuevamente el sol.

Greate River Road

Y si seguimos relacionando la naturaleza y las rutas sobre ruedas no nos queda otra que hablar de la carretera del Gran Río o the Great River Road.

El Misisipi es tan importante en Estados Unidos que una de las carreteras más antiguas del país sigue su curso para atravesar 10 estados a lo largo de más de 2.300 kilómetros

Esta particular ruta, la 61, va desde el nacimiento del río Misisipi, en Minnesota, hasta Nueva Orleans, pasando por Sant Louis o Memphis por ejemplo. Fue creada en 1938 como una red de rutas federales, locales y estaales y actualmente se sigue usando. Si os tomáis el tiempo y la dedicación de recorrer el Gran Rio descubriréis la cultura que se crea en torno a él y cuánto llegan a quererlo aquellos pueblos por donde pasa el Misisipi. ¡Os sentiréis parte de las aventuras de Tom Sawyer!

Además, si os impregnáis del espíritu americano rutero, descubriréis que la 61 está marcada por personajes célebres y acontecimientos destacados en EE.UU: el Misisipi vió nacer al rey del rock, un álbum de Bob Dylan lleva por nombre Highway 61 Revisitedy Martin Luther King fue asesinado en un motel cercano a la carretera del Gran Río. Así que por estos y otros motivos os recomendamos ¡que os dejéis llevar por el Misisipi y conduzcáis vuestra autocaravana de norte a sur del país hasta llegar a la ciudad del jazz!

Hana Highway

Pero esto no es todo, todavía nos queda otra opción por carretera para conocer EE.UU, aunque esta vez no estamos hablando de tierra firme… ¡nos vamos a Hawaii!

Queremos hablaros de la Hana Highway, una carretera en la isla de Maui que une las ciudades de Kahului y Hana serpenteando entre quilómetros de árboles y playa. Porqué lo que importa no es tanto el destino final como disfrutar del camino, con esta carretera lo vais a poder hacer. Recorreréis los alrededores del volcán Haleakala contemplando la increíble vegetación tropical y dejándoos llevar por el silencio y el aire puro del pacífico. Y no os preocupéis porque el camino no tiene pérdida, llegaréis a Hana más tarde o más temprano dependiendo las veces que os detengáis a observar el paisaje, y si se os hace de noche en el camino, buscad alojamiento en las zonas pobladas por las que pasa la carretera, así conoceréis a la gente del lugar y podréis dejar la autocaravana descansando hasta empezar pronto el día siguiente.

Y vosotros, ¿con qué ruta os quedáis?