Desde Buena Ruta tenemos en cuenta el cansancio que acarrea conducir, durante cada etapa de carretera programamos paradas cada 2 horas. El ritmo en carretera interfiere en las paradas, con lo que es posible que en algunos casos el guía acompañante tenga que improvisarlas. Él es el encargado de marcar el tiempo de duración para cada parada, es deber de los viajeros hacia sus compañeros de viaje cumplir estos tiempos.