Es la persona al cargo del viaje y es el responsable de la coordinación de todos los servicios. Conoce el itinerario del viaje y entre sus labores está la de informar de las diferentes posibilidades que ofrece cada lugar y sugerir actividades, aunque no deba participar necesariamente en las mismas. Por causas justificadas y mirando siempre por el buen desarrollo del viaje, podrá modificar el itinerario previsto. El guía acompañante es el encargado de gestionar todos los tiempos del viaje.